pleno verano  2007

Un lugar bajo el cerezo – este cerezo creció en lo de mi vecino Gerhardt en la huerta. En la floración era una fiesta para las abejas, y el viento traía a menudo su perfume hacia nosotros. El cerezo representa el despertar, la ligereza y la jovialidad.

A partir de eso surgió la idea de conservar el cerezo y organizar una mesa de banquete a su alrededor. La forma y el carácter de la madera han sido descubiertos y realzados. La madera de cerezo es única en su juego de colores. En las ramas he empotrado pequeñas cacerolas de acero inoxidable para velas. De esa forma, puede iluminarse el árbol con el resplandor de las velas. Construí la mesa correspondiente con mi amigo de escuela y maestro carpintero Stephan Paul. La mesa es trabajada totalmente a mano, utilizando un método antiguo. Hemos evitado completamente el uso de pegamento, en su lugar optamos por uniones tradicionales de madera. Lengüeta y ranura, clavado con clavijas, en las esquinas trabajado con inglete, tiene como resultado una hermosa apariencia y una mesa de generaciones verdadera y sólida. La firmeza del marco proviene de las uniones de tarugo entrecruzadas, también clavadas con clavijas. Como material elegimos roble masivo. En nuestra opinión no hay ninguna madera mejor para una indestructible hermosa gran mesa para reuniones sociales.
Cerezo silvestre/Roble (Prunus avium/Quercus robur)
edad: 120 años | altura: 240 cm
antiguo emplazamiento: Jardín en Hasensprung, Potsdam
medidas de la mesa: 200 x 100 cm
Deutsch español русский язык