peces voladores

Hice esta escultura por regocijo por los peces voladores. Estos peces se elevan de su elemento ancestral y pueden volar cientos de metros. Abandonan su "fundamento de los hechos" y les resulta muy natural ser completamente antinatural. Algunas personas también pueden, todos deberían aprenderlo, desaprenderlo no se debería jamás.

He montado los peces frente a una vieja pieza de olmo. Por lo que parecen volar a lo largo de un acantilado.

La escultura se asienta sobre un pedestal, en el que está integrada una lámpara. La luz parece difusa por el vidrio satinado.
Olmo temblón (Ulmus laevis)
edad: 300 años
antiguo emplazamiento: Stücken, vieja calle
Los peces son tallados en madera de Catalpa americana.
Deutsch español русский язык