eclosión  2008

Antiguo y áspero, envejecido al sol, un caso perdido, así parece. Pero luego en el corazón, invisible para los ojos cansados, con toda modestia, se revela absoluta grandeza, poder y vida pura. Nuevo y fresco crece en células viejas, celebra la luz, celebra la vida, sólo una membrana distante de la piel marchita. Pulsa, quiere hacia afuera, ser visto.
Cerezo silvestre (Prunus avium)
edad: 80 años | altura: 40 cm
antiguo emplazamiento: Jardin natural en los Ravensberge, Postdam
Deutsch español русский язык